domingo, 27 de mayo de 2007

COMO MOLA CORRER

Hoy he disfrutado. Ha sido un día de esos en que sales a correr a un ritmo cómodo y parece que puedas estar corriendo tres días seguidos. He bajado hasta la casa de campo y estaba llena de gente haciendo deporte: runners, ciclistas, patinadores, raiders, marchadores... no he visto nunca a tanta gente haciendo deporte de manera espontánea como hoy.
He hecho una hora y veinte minutos de entrenamiento y a mitad del mismo he empezado a notar la molestia del gemelo. En los últimos 10' me ha dolido un poco, ya no era una simple molestia, espero que esto no vaya a más porque si a estas alturas pierdo la forma ya no voy a ponerme fino hasta que pase el verano.
Ya sólo me queda un ciclo de este mesociclo y lo quiero hacer perfecto, veremos si el gemelo me respeta. Mañana más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero moreno!!!

Llevo todo el fin de semana de boda por ahí y no he podido leer tu blog...
Me he quedado roto con lo de tu gemelo... Espero que ya no te duela, porque como tú bien dices, ahora no pintaría nada perder la forma...
Ya nos contarás...

Un abarazo fuerte y mucha suerte!!

La gaviota!

Rubén dijo...

Me he levantado esta mañana y no siento nada, a ver si luego puedo completar el entrenamiento sin problemas.
Por cierto, los lunes son un buen día para empezar a correr...
Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿ No sería mejor que curaras esa molestia antes de que la misma vaya a mas?
Pudiera suceder que por no parar voluntariamente una semana, tuvieras que parar obligatoriamente un mes y perder lo hecho hasta ahora.

ruben dijo...

Sí, supongo que eso sería lo mejor. Hoy saldré a probar y si la molestia persiste con la misma intensidad pararé y descansaré para ver como evoluciona, si desaparece o remite continuaré entrenando... no es la primera vez que entreno con molestias de algún tipo.