miércoles, 21 de julio de 2010

LLEGÓ EL MOMENTO

Ha llegado el momento de retomar el blog. Durante este tiempo me he dedicado a organizar mis pensamientos y, sobre todo, mis sentimientos. Han sido meses en los que ha habido momentos difíciles, extremos. Momentos de esos que te convierten en otra persona, que ayudan a conocerte a ti mismo, que te doctoran en filosofía a pesar de llevar ocho meses sin leer. Por suerte ha habido también momentos que sé que jamás olvidaré, y que casi recuerdo como sueños porque fueron tan buenos que parece que no fueron reales. He concluido que los momentos malos son los de aprender y los momentos buenos los de recordar, sólo espero aprender por mi mismo y tener infinidad de recuerdos.
Este ha sido un tiempo de poner en orden las sensaciones y sentimientos, de ubicar a cada uno en su sitio y en su momento. Un tiempo para ordenar y pensar, de agotarme para descansar. Ahora todo está en su sitio.
En este momento hay amigos que lo están pasando mal y es por eso que aún sigo notando cierto regusto a impotencia.
La carrera de ultrafondo más bonita en la que vamos a participar es la vida, y como en todas habrá momentos muy duros, pésimos, de esos en los que se te pasa por la cabeza ponerte a andar. Habrá también momentos espectaculares donde las piernas van solas y no sabes muy bien el por qué de esa sonrisa que llevas en la cara. Los malos ratos y los buenos se irán sucediendo, el secreto es sobrepornerse cuanto antes de los momentos malos para disfrutar del recorrido.

3 comentarios:

manuel binoy dijo...

Genial entrada, Rubén, muy sentida y cargada de razón; bienvenido.

Anónimo dijo...

Pues bienvenido seas nuevamente a tu blog y felicidades por haberte reencontrado.
En todas las carreras, incluso en la de la vida, como tú dices, por duras que estas se presenten, habrá un momento a lo largo de la misma en el que coincidirás con alguien que, aunque esté disfrutando de los momentos mas dulces de la misma, estará dispuesto a pasarte algo de su fuerza, energía o simplemente compañía para que puedas sonreír aunque no sepas porqué.
Ojala no necesites mas momentos malos para aprender y si muchos buenos para recordar. Te lo mereces.

troter dijo...

Pués supongo que los que hacen comentarios te conocen, seguro mejore y mucho más que yo.
Queria empezar por un Nº pero no quiero mencionar tal Nº hasta que uno de que tiene ese Nº no tenga acabado la carrera por etapas más dura de todas, lo que no dudo un solo instante que será el vencedor.

Hermanito tus palabras desprenden el cariño y bondade que tienes me alegro de volvera a leer tus letras.