miércoles, 23 de mayo de 2007

LA TORMENTA

Ayer, como todos los días, llegué de trabajar a eso de las 20:40. Me puse mis calzonas, el pulsómetro, camiseta y zapatillas para salir a entrenar pero cuando salía por la puerta la tarde había cambiado radicalmente, se había formado la tormenta más violenta que nunca he visto. He salido a entrenar lloviendo, granizando, nevando, con casi 40 grados y con un viento que cuando soplaba de cara ni siquiera avanzabas pero lo de ayer daba miedo. He perdido el entrenamiento y me da rabia porque era de los que me gusta y además no lo decidí yo. Ahora saldré a hacer el que toca: 10' kl + 8 x 2000 + 10' kl.

2 comentarios:

CAÑAÑA dijo...

Cuatro gotas no pueden hacer perder un entrenamiento. Supongo que aprovecharias el gimnasio para no perder ritmo.

Rubén dijo...

La verdad es que iba a salir a correr, pero cuando el viento tiró los dos pinos que hay a la entrada de la residencia decidí volver a cambiarme de ropa y cenar.